elecciones110815

¿Por qué votan los inmigrantes? Participación electoral e integración entre migrantes en Chile

Por: Cristián Doña Reveco (1) y Pablo Sotomayor (2)

(1) Investigador del Observatorio de Desigualdades UDP y Profesor Asociado de Sociología, University of Nebraska-Omaha.
(2) Sociólogo UDP y Estudiante Magíster en Métodos para la Investigación Social, UDP.

La integración política de los inmigrantes ha sido un tema generalmente dejado de lado en el estudio de los procesos de integración, favoreciéndose la integración social, la económica y la cultural (Martinello 2009). Esto se debía, en parte, a que como los inmigrantes no tenían derechos políticos, entonces no era posible que se integraran políticamente. Así los estados prevenían a la injerencia de extranjeros en la situación política interna, ya que ésta se considera parte de la soberanía nacional. Incluso en la versión estadounidense de integración, la teoría de la asimilación, la participación política no es un componente del formar parte de la comunidad de recepción (Alba y Nee 1997). La integración política sólo pasa a ser relevante al analizar la adquisición de ciudadanía; así, sólo aquellos que son ciudadanos pueden actuar políticamente (Bloemraad 2006). En resumen, como si fuera una línea recta, los inmigrantes debería integrarse culturalmente al aprender el idioma, económicamente al conseguir un trabajo, socialmente por medio de desarrollar relaciones afectivas con nativos, y sólo al convertirse en ciudadanos, políticamente. El caso chileno es bastante particular. Chile es uno de los pocos países que, si bien no permite la injerencia de extranjeros en la política interna, sí permite que aquellos extranjeros que llevan cinco años o más de residencia en Chile puedan votar en toda elección popular. De esta forma, se permite el sufragio sin que la adquisición de la ciudadanía sea necesaria, en contraste con las teorías mencionadas. Así, y según datos del SERVEL, para las elecciones presidenciales de 2017, un total de más de 267 mil extranjeros tenían derecho a votar (correspondiente al 2% del padrón total). Los inmigrantes que votan se concentran en las regiones de Tarapacá (7,7%); Arica y Parinacota (4,7%); Antofagasta (4,2%); y Metropolitana (3,2%). El total de migrantes con derecho a voto representa entre el 40% y el 50% de los extranjeros en Chile. En este contexto vale la pena preguntarse ¿por qué votan los inmigrantes? ¿Votan aquellos que están más integrados?

Para intentar responder estas preguntas, y con el apoyo del Departamento de Extranjería e Inmigración del Ministerio del Interior, aplicamos entre enero y marzo de 2017 una encuesta en línea a todos aquellos extranjeros que estuvieran residiendo en Chile, que tuvieran Permanencia Definitiva, y que contaran con correo electrónico. En esta encuesta preguntamos sobre condiciones en el país de origen, razones de la migración, procesos de integración y agregamos una pregunta sobre intención de votar. Específicamente la pregunta fue “¿Votará usted en las próximas elecciones presidenciales chilenas, a realizarse el 2017?” Dejando fuera aquellos que no estaban habilitados para votar al momento de la encuesta, cerca de dos mil extranjeros contestaron que votarán, que no votarán, o que no saben si va a votar. Sabemos que un 39% de los encuestados tenían hacia principios de año la intención de votar y un 25% estaban indecisos al respecto. No sabemos, obviamente, cuántos de ellos votaron. Si bien los resultados de esta encuesta no son representativos de la totalidad de los inmigrantes que actualmente están en el país, si dan un panorama preliminar de este tema y permiten proponer una serie de hipótesis para profundizar en otros estudios. Nos concentramos en variables que fueran indicativas de integración en general, para ver si estás podía explicar la intención de votar. Observamos así que el sexo del encuestado/a no influye en la intención de voto y el nivel de educación tiene un efecto muy pequeño sobre esta intención. A continuación presentamos el análisis de dos variables importantes al momento de estudiar la integración; planes futuros respecto de la migración y si el/la encuestado/a tiene una pareja chilena.

Una primera variable es los planes futuros respecto de la inmigración. La pregunta solicitaba a los migrantes evaluar qué pensaban hacer respecto de su migración en los próximos cinco años. Las opciones eran no saber qué es lo que iban a hacer, re-emigrar o retornar a sus países, o permanecer en Chile. El Gráfico 1 muestra que entre aquellos que piensan quedarse en Chile más allá de los próximos cinco años, cerca del 46% indica que irá a votar. Por el contrario, entre aquellos que piensan re-emigrar, sólo un 20% votaría. Así, mientras en el total de este grupo casi no hay diferencias entre quienes votarían y quienes no, la permanencia (o no) en el país influye en la participación electoral. Estos resultados son significativos estadísticamente y la asociación es ligeramente fuerte. Este gráfico explica uno de los componentes claves de la integración, que es la idea de quedarse en el país de migración por largo tiempo. Cuando los migrantes asumen una migración de más largo plazo comienzan a participar de las instituciones del país de migración, en este caso del voto.

Gráfico 1: Intención de voto inmigrantes en Chile y planes a futuro. 2017

Fuente: Elaboración propia (N=2.013) con base a Encuesta Migraciones 2017. Departamento de Extranjería y Migración y Universidad Diego Portales.

La segunda variable relevante para el análisis de la integración es la conformación de parejas mixtas, es decir entre migrantes y chilenos. Del total de los encuestados cerca de un 55% tiene parejas chilenas, mientras que el resto tiene parejas de otro país, aunque no necesariamente del país de origen. Al igual que en los casos anteriores, observamos que, de manera significativa, aquellos que tienen una pareja chilena tienen una mayor intención de votar que aquellos que no la tienen. Al mismo tiempo el porcentaje de aquellos que no votaría es superior al de aquellos que votaría en los indecisos y entre aquellos que no tienen pareja chilena. Esto muestra que la partición electoral está asociada a variables que usualmente explican la integración a la sociedad de inmigración, como es la conformación de parejas mixtas.

Gráfico 2: Intención de voto inmigrantes en Chile y origen de la pareja. 2017

Fuente: Elaboración propia (N=1.593) con base a Encuesta Migraciones 2017. Departamento de Extranjería y Migración y Universidad Diego Portales.

El objetivo de nuestro breve análisis es empezar a dilucidar las razones por las que los inmigrantes considerarían votar, y cómo estas razones reflejan los procesos de integración de los migrantes a la sociedad chilena. Hemos podido observar que hay relación entre querer quedarse en el país y en tener pareja chilena con la intención de votar. Sabemos también que un 36% del total no quiere votar; esto es un 29% de quienes se pretenden quedar en Chile y un 32% de quienes tienen pareja chilena. Esto no significa que este grupo no esté integrado o no quiera integrarse. Puede ser que la repuesta esté más a asociada a las razones que explican la participación política sin importar el país de origen; apatía, desconfianza en las instituciones, o en las ideologías, por ejemplo. Puede ser por que no lleven suficiente tiempo en Chile o porque no se sienten conectados a Chile como aquellos que tienen pareja o que pretenden quedarse un largo tiempo en el país. También habría que profundizar en los países y contextos de origen—como la educación—y su impacto en la participación política. Lo que si podemos concluir es que aquellos inmigrantes que tienen la intención de votar lo hacen a partir de una relevante asociación al país que los recibió.

Posted in Noticias.