Programa Cultura e Interculturalidad

 

 

 

programa cultura e interc

DESCRIPCIÓN DE LA LÍNEA CULTURA

El objetivo de este Programa es evidenciar las desigualdades en torno a la participación cultural para los diferentes segmentos de la sociedad poniendo el acento en el análisis exhaustivo de los perfiles socioculturales de las clases que estructuran el campo social. Desde una perspectiva de clase basada en la teoría de los capitales culturales del sociólogo francés Pierre Bourdieu, el énfasis está puesto en el papel que la práctica de la Gestión Cultural juega en la conexión entre sociología de la cultura y acceso a bienes culturales.

La sociología de la cultura ha estado ligada permanentemente a la tradición crítica cercana al Marxismo, portando desde sus inicios una agenda crítica que vinculaba la acción política con la agenda cultural de sus precursores. Es lo que sucedía con referentes de esta línea como el mismo Karl Marx o Antonio Gramsci. En esta línea de investigación nos enmarcamos principalmente dentro de una tradición heredera de las anteriormente nombradas y que constituye la arquitectura argumental de los lineamientos centrales de la investigación en torno a fenómenos culturales: la matriz Bourdieuana. Esto, pues la sociología de la cultura, sobre todo europea, se ha constituido en buena medida en torno a la contribución del sociólogo francés Pierre Bourdieu la cual, siendo entendida como una aportación más dentro de la tradición teórica crítico-marxista, introduce algunos elementos innovadores que han recorrido la sociología europea, pero que ha llegado aún más lejos, influenciando el trabajo que en Latinoamérica se ha realizado.

Ahora bien, es importante entender que la sociología de la cultura es portadora de una agenda crítica, pues desde sus comienzos ha girado en torno a la preocupación respecto a la desigualdad, los cual ha devenido en una orientación investigativa enfocada en este fenómeno. Sin embargo, su conexión con la práctica es más bien distante en los hechos, lo que ha llegado a ser su perfil habitual en las últimas décadas. La Gestión Cultural, elemento práctico constitutivo de la sociología de la cultura, no ha mantenido un vínculo con un discurso crítico y sus gestores se han dedicado más bien a la posibilidad de participación de observadores no expertos en experiencias que desde la perspectiva del capital cultural de Bourdieu, no estaban destinados a tener. Esta perspectiva y énfasis de la Gestión Cultural son evidentemente distintos a los de la sociología de la cultura y es la reconstrucción de ambas miradas, de los sociólogos y gestores culturales, uno de los objetivos que persigue esta línea.

Por otra parte, la literatura sociológica sobre los perfiles culturales en Europa y Estados Unidos, desarrollada principalmente durante la segunda mitad del siglo XX, nos ha permitido conocer en detalle el comportamiento político y cultural de los sujetos desde una perspectiva de clase. De acá se extrae, a modo de ejemplo, que las clases medias altas configuran su imagen en torno a dos elementos primordiales: exclusividad, en el sentido de que sus miembros muestran un patrón de comportamiento político y cultural donde el refinamiento y la educación han sido elementos primordiales para su constitución como clase, y fragmentación, en la medida que su comportamiento político y cultural estaría asociado a una importante heterogeneidad interna. Ahora bien, la literatura en torno a este fenómeno es escasa en los países latinoamericanos, es por ello que otro objetivo que esta línea persigue tiene que ver con identificar los diferentes perfiles culturales que caracterizan a la sociedad chilena, identificando la fragmentación propia de las clases en torno a elementos como las categorías profesionales e indagando en la estructura que compone el espacio social de las preferencias culturales. También se busca indagar en otras variables que inciden en la participación cultural, tales como la edad, el género o la pertenencia a algún pueblo indígena.

De este modo los principales ejes de análisis del programa son:
-Desigualdades sociales en torno a la participación cultural.
-La relación entre el discurso crítico de la sociología de la cultura y su vínculo con la acción, entendida históricamente como la Gestión Cultural pero vaciada de contenido crítico
-El perfil sociocultural de la sociedad chilena, visto desde el lente teórico de los capitales de Pierre Bourdieu.

 

DESCRIPCIÓN DE LA LÍNEA INTERCULTURALIDAD

El programa busca principalmente estudiar, desde el enfoque de la interculturalidad, cómo ha sido el proceso de descentralización cultural en Chile y las formas en que aparece el componente indígena en el discurso de la institucionalidad cultural en las diferentes regiones. Se analiza de igual forma el discurso de los diferentes actores, tanto del Estado central como de las regiones, y su incidencia en las trasformaciones institucionales a medida que se articulan en los territorios con la diversidad de culturas con las que conviven.

Hablar de política cultural en Chile es hablar de un fenómeno relativamente nuevo. Más aún lo es hablar de política pública cultura dirigida hacia pueblos indígenas. En la actualidad vemos que si bien el discurso en torno a los derechos de los pueblos indígenas se articula sobre la base de los derechos políticos que diferentes organismos internacionales les reconocen en tanto “pueblos”, la respuesta del Estado de Chile ha venido más bien desde la vertiente de las políticas públicas culturales. Es así, por ejemplo, que nace dentro del Consejo Nacional de las Cultura y las Artes un Departamento de Pueblos Originarios dedicado especialmente al fortalecimiento de la identidad indígena en las diferentes regiones que presentan este componente. Esto responde, como bien dijimos, a la demanda cada vez mayor de los pueblos indígenas, pero también a la necesidad de mitigar las desigualdades en las que el factor étnico ha devenido desde tiempos inmemorables. Por ello, es que uno de los objetivos del programa será indagar en cómo se ha ido incorporando el componente indígena en el discurso de la institucionalidad chilena y como este discurso se ha materializado en entidades estatales específicas.

En chile la ratificación del Convenio 169 de la OIT ha devenido en la proliferación de múltiples proyectos de ley que, de acuerdo a diferentes artículos del convenio, buscan “interculturalizar” la institucionalidad pública. De esta manera, se pretende llegar a una situación en que las desigualdades y la exclusión histórica den paso a la inclusión progresiva y sistemática de los pueblos originarios.

Ahora bien, lo anterior responde de manera directa a un concepto que se ha venido debatiendo en el contexto post colonial en general y en Latinoamérica en particular y que tiene que ver con la interculturalidad. El debate en torno a este elemento no ha estado exento de dificultades, algunos intelectuales como Fidel Tubino o Katherine Walsh lo definen como una praxis política emancipadora en la medida que plantea un contexto de diálogo vinculante entre las diferentes culturas dejando de lado la hegemonía cultural de determinados grupos para dar paso a un contexto en que las desigualdades culturales y étnicas van desapareciendo sistemáticamente. Por otro lado, hemos visto como en algunos países este concepto ha sido apropiado por el aparataje estatal logrando que bajo el discurso del reconocimiento y de la diversidad cultural los factores latentes que fomentan la desigualdad, y que según estudiosos del tema son las causas últimas de las condiciones de pobreza en la que viven los pueblos originarios, continúen vigentes. En ese sentido, el programa tiene como segundo objetivo aportar al debate respecto a la interculturalidad, identificando, para el caso chileno particularmente, algunas de sus características principales. Como vimos en el párrafo anterior, el debate en torno a los derechos de los pueblos indígenas ha girado en torno a la institucionalidad estatal, es por eso que el foco estará en buena medida puesto sobre la relación entre el Estado y los pueblos originarios.

De este modo los principales ejes de análisis del programa son:
-La inclusión del componente indígena en la institucionalidad chilena.
-El debate teórico respecto a la interculturalidad, poniendo especial énfasis en cómo sus componentes principales se materializan en un contexto donde es cada vez más frecuente el uso del concepto.
-La relación entre Estado, sociedad chilena y pueblos indígenas, poniendo el acento en conflictos, acercamientos e intentos por mitigar la conflictividad.

 

INVESTIGADORES RESPONSABLES

Maite de Cea | Académica UDP Doctora en Ciencia Política del Instituto de Estudios Políticos de Grenoble, Francia. Profesora Asociada de la Escuela de Sociología y Directora de ICSO. Es investigadora asociada al Centro de Estudios Interculturales e Indígenas (CIIR). Sus áreas de investigación y docencia son las políticas culturales, pueblos originarios y las metodologías cualitativas de investigación social. El año 2012 publicó “La Omisión a la diferencia. Elites, discriminación y reconocimiento de pueblos originarios en Chile”. Ediciones UDP. Contacto: [email protected]

Modesto Gayo | Académico UDP Doctor en Ciencias Políticas y Administración, Universidad de Santiago de Compostela, España. Sus líneas de investigación están centradas en los estudios culturales, la estratificación social y etnia. Publicó “Culture, Class, Distinction”. Routledge, UK, 2009. Además ha publicado en revistas internacionales como Cultural Trends, Inguruak y Universum. Contacto: [email protected]

 

ASISTENTE DE INVESTIGACIÓN
Juan Fernández | Asistente Investigación Observatorio de Desigualdades UDP Sociólogo de la Universidad Diego Portales (2017). Nacido en la comuna de San Bernardo, cursó su educación escolar en el Instituto Sagrado Corazón de la misma comuna. Cuenta con experiencia en investigación cuantitativa y cualitativa referida a temas de interculturalidad y pueblos originarios. Como asistente y tesista, ha participado en diferentes instancias de investigación académica en centros como el Observatorio de Desigualdades, el Instituto de Investigación en Ciencias Sociales (ICSO-UDP) y el Centro de Estudios Interculturales e Indígenas (CIIR). Contacto: [email protected]

 

PROYECTOS DE INVESTIGACIÓN

  • Proyecto Fondecyt n°11140083 “Descentralización cultural y construcción de la identidad territorial: el lugar de lo indígena en las políticas culturales de las regiones del Bíobío, la Araucanía y los Lagos” Investigadora a cargo: Maite De Cea

 

TESISTAS

  • Javiera Zapata y Juan Esteban Fernández. Tesis de pregrado: “Política cultural e identidad indígena: un análisis desde la interculturalidad crítica para el caso de la Araucanía
  • Rocío Jon. Tesis de posgrado: “El lugar de la mujer indígena en la institucionalidad del género en Chile: Una metodología participativa con mujeres mapuche de la región Metropolitana”.
  • Leandro Huenchulaf. Tesis de posgrado: “Discursos y estrategias discursivas sobre la consulta indígena: significaciones subyacentes en declaraciones de diversos actores sociales en la prensa”.
    Patricio Hormazabal y Marco Ramírez. Tesis de posgrado: “Carnaval y patrimonio: Tensión entre lo oficial y no oficial”.
  • Alexis Muñoz y Carmen Neira. Tesis de pregrado: “Redes Sociales Virtuales: Las transformaciones culturales en el ámbito privado y público del sujeto”.
  • Valentina Muñoz y Paula Contreras. Tesis de pregrado: “Espacio Público en disputa: Uso del Arte Muralista y Escultórico en la zona urbana de Santiago de Chile”.

 

PRÁCTICAS ELECTIVAS

  • “Transversalización de la Consulta Indígena en Chile: Evaluando el funcionamiento del Estado”. Participantes: Javiera Álvarez, Camila Valdés, Ignacio Rozas y Antonia Bahamondes.

 

ESTUDIANTES ASISTENTES

  • Matías Zúñiga